domingo, 30 de junio de 2013

Cristales.

No dejo de repetirme "Vamos, Emily, no puedes dejar de escribir". Pero en mi mente hay un vacío al que acudo a gritar, buscando a la musa que se me ha escapado, y hay una única palabra que se dibuja, con letras de sal, sobre un fondo de negra roca: CRISTALES

Busque donde busque mi inspiración, el cristal es lo único que viene a mi mente. No sé qué quiere decir, pero no me importa. Si cristales busca mi alma, cristales le daré. No sé de qué forma o color, pero prismas afilados, vacíos, sin alma, coleccionaré a partir de ahora. 

Y los recolectaré aquí, ante vuestros ojos, lectores aburridos que caísteis aquí por casualidad o visitantes asiduos que os compadecéis de mí, temiendo que un día diga adiós y nadie vuelva a saber quién es Emily Broken Rose

No os preocupéis, os digo, no puedo irme. Este lugar es, a la vez, cárcel y palacio, y yo soy la peor de las presas y el mejor paladín.

Pronto, con el primer cristal, la noche de nuevo caerá. Y en la oscuridad que mi mundo rodea una sola, única y despiadada luna de marfil va a brillar. ¿Estaréis esperando?



Emily Broken Rose

"Para poder seguir tengo que empezar todo de nuevo".
León Gieco

No hay comentarios:

Publicar un comentario