viernes, 7 de junio de 2013

Los demonios de mi fuero interno (3)

Mientras la bruja reza y se sacrifica 
por mantener el equilibrio y cuidar de cada una de las partes, 
el vampiro drena su sangre 
y el licántropo devora su corazón. 

Pero el amor la tiene tan anestesiada que no es 
hasta que su ángel lo escribe con lágrimas 
que la bruja quiere morir
 y se deja llevar por los demonios de su fuero interno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario