sábado, 27 de julio de 2013

Muere un paisaje por entregarse al amor.

Línea de metro abandonada en 1934, París
A veces, alguien descubre un lugar lleno de objetos o esencias difícilmente clasificables, pero que a todos hacen felices. Ese alguien vocifera y alardea sobre su hallazgo, y todo el mundo decide acercarse a ver, a disfrutar, a vivir en ese nuevo lugar feliz. Pero el ser humano es egoísta y no puede evitar ser como es, por lo que habitan el lugar hasta que le extraen hasta el último rastro de su jugo, hasta que se convierte en una carcasa seca y desgastada, marchita... hasta que todo el mundo la abandona porque ya no brilla tanto como al principio, porque sus ojos se desencantan ante la falta de belleza a su alrededor. Entonces, todo el mundo, incluido el que lo descubrió, huye paulatinamente del hogar feliz, dejando pisoteado el camino, asesinando cruelmente el por qué de ese emplazamiento. Y nacen de este modo los parajes abandonados, solitarios... pero por mucho que lo neguemos estos están más vivos que muertos.

Vía de tren abandonada, Ucrania
Cuando el hombre huye de una zona que ha explotado hasta que la tierra ha gritado ¡YA BASTA! y se ha rendido, dicho espacio saca fuerzas de flaqueza, toma una gran bocanada de aire y, poco a poco, a sabiendas de que nadie volverá a exigirle nada, recupera su hermosura. Pero no lo hace del mismo modo que lo hizo al nacer, sobre la tierra virgen y bajo el cielo azul; sino que construye su nueva apariencia sobre las cicatrices y sobre las huellas del hombre egoísta, trenza los extremos de su piel desgajada... Se convierte en una zona salvaje, en algo distinto, para gustos exquisitos. Y sólo de este modo puede encontrar a quien de verdad valore su esencia. 

Vía de tren abandonada, Francia
Muere un paisaje por entregarse al amor, por amar al ser humano y recibir a cambio violencia, crueldad e indiferencia. El mundo vive de prisa, y no mira atrás ni para tender la mano al que ha caído a su paso. De este modo, todas estas maravillas son ignoradas por el ojo del ser humano.






Emily Broken Rose


Gracias a la cuenta de twitter @AbandonadosEs por haber compartido unas fotos tan inspiradoras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario