sábado, 19 de enero de 2013

The Fantasy.

Caminaba únicamente resguardada bajo su paraguas por aquella silenciosa calle de la ciudad. Suelo de piedra, fabulosas casas de ricos y un ambiente tenso y cortante como el filo de un cuchillo. La lluvia no había dado un minuto de tregua en todo el día, pero no le importaba, su mente estaba más allá de tales banalidades. Sólo podía concentrarse en las sombras que, sigilosas, se mueven entre los vehículos estacionados. El enfurecido viento agitaba las copas de los árboles, y la lluvia componía violentas melodías que no podía escuchar. Los auriculares dejaban que la música fluyese en sus oídos, eliminaban sus pensamientos y le permitían evadirse. En aquel momento sonaba una canción de 30 seconds to Mars que siempre le hacía recordar fragmentos de los relatos ya escritos o aún por escribir, The Fantasy. Sus gélidas manos se enredaban con fuerza alrededor del mango del paraguas mientras proseguía su camino por la iluminada ciudad. Bajó unas vertiginosas escaleras y abandonó el barrio burgués para salir a una parte más abierta: la estación de ferrocarril. No había luna ni estrellas, sólo nubes enfadadas que lloraban sobre el mundo que la joven conocía; y como si imprimiesen su estado de ánimo en ella, también lloró. No sabía por qué, pero lloraba a mares, en silencio, sin lágrimas. Su corazón gritaba auxilio y su mente trabajaba a toda máquina sobre las letras de cada canción. A veces, da miedo lo que la música puede hacer contra nuestra propia voluntad.


6 comentarios:

  1. Ya lo decía Nietzsche, querida Emily: "Sin música la vida sería un completo error"
    y algún otro habrá dicho que gracias a la música fluyen grandes ideas... pero a ese no lo recuerdo (XD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuánta razón tenían Nietzsche y el anónimo al que no recuerdas, querida Nivyesk. Gracias por leer y comentar :3

      Eliminar
  2. Soy tu lectora en la sombra, lo sabes, pero quería darme a conocer =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *-* Me hace mucha ilusión que vayáis saliendo de las sombras, milady.

      Eliminar
  3. Leer este texto es como leerte el alma, Tati. Qué bien expresas tu forma de ver el mundo. Besitos ;*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, cielo *-* Significa mucho para mí que me digáis estas cositas... Gracias :3

      Eliminar