viernes, 6 de junio de 2014

Sujeto de la primera fuga

Rojo. Sabe a cereza.

La elegancia se resquebraja como una máscara de porcelana sobre un río de podredumbre.

La segunda mano se une. El final parece claro, pero seguimos sonriendo.

Termina la fuga, Clavecinista Oscura. 
Termina la fuga y déjame descansar inmersa en la paz de tus teclas.

1 comentario: