lunes, 3 de agosto de 2020

Señor del párpado caído

Buscamos el sueño,
Que, como muerte
Parcial,
Transeúnte,
nos besa la frente
y se asienta,
paciente,
en la falsa templanza
de nuestro pecho.

Buscamos beber del Leteo
A morro, al goteo
De un cuerno
Abismal,
Torrente
onírico que huele a
Amapola, a mandrágora
Tan roja, apagada
en silencio estrecho.

Buscamos reposo,
Sí, entregados
A Hipno,
Padre, hijo, amante
Letal, Meloso,
Deseo infinito del beso
Y la pasajera muerte,
Que duerme sana y olvida
Designios del pecho.

sábado, 16 de mayo de 2020

Con la quilla entre las costillas

Soy un armazón 
de madera podrida,
la vela de un barco 
caída, roída,
el esqueleto de un naufragio
en tu mirada perdida,
el vacío insonoro
y profundo e inmenso
del último mar, de este verso.

Y en un beso mortal
la muerte marina
de quien es huracán, viento, 
coral, sal y cielo,
pero nunca caricia.
Y en inesperado giro
te giras, me miras,
soy un tronco chamuscado
y mi alma es ceniza.

viernes, 1 de mayo de 2020

30. Al caer la noche

Dime, Artemidoro,
¿hasta dónde hemos llegado?
Treinta días ya escurridos
del tedioso calendario.
Éramos sueño
y como sueño nos vamos
de vuelta al lado oscuro del sol.

Artemidoro, dime
quién nos estará esperando
cuando la arena termine
su precipitado salto.
Infinita noche
nos espera allá donde
regresamos, al silencio y al tizón.

Cuéntame, Artemidoro,
¿cuánto hemos aprendido, amigo,
y cuánto nos ha impactado
que ya haya terminado?
Decimos adiós
a la poesía y al mármol,
al mar y al juego decimos adiós.

Mi querido Artemidoro,
cuántas voces habremos oído
en el extraño periplo
del terrible año.
Hoy anochece, amigo,
anochece y vuelve Hipno:
los dioses perdonen al día maldito.
Hoy anochece, amapola,
siempre fue nuestro destino:
nadie olvide cuanto ha sido escrito.

miércoles, 29 de abril de 2020

29. Tick-tack

Ausencia
total de contraste,
de cielo velado a pincelada
gruesa, de nube
y estrella y rosa esmalte.

Ausencia
de árbol y de flores,
de fauna, de vida coloreada
de campo, de urbe
y de noche imperturbable.

Ausencia
de ti de mí y de arte,
de pensamiento y de palabra
verdadera, de abstracción
y de mentira aislante.

Ausencia
de ritmo-rima que delate
el péndulo del reloj sin carcasa,
azul sin mares ni ríos,
azul antes y durante.

martes, 28 de abril de 2020

28. Como arma, Belladona

Apúntame a la sien y dispara
si no hay nada más que hablar,
no quedan palabras ni miradas,
si no logras ver(me) más allá.

Apúntame, con mano de mármol
y uñas, negras garras al final.
Apúntame y dispara, Empusa,
por favor, ven, hazme sangrar.

En mi pecho, una rosa que amarga
la sangre en su lento vagar.
En mis labios, Lamia, risa.
Que tu muerte me sepa a sal.

Que nadie detenga mi pie en tierra,
Carmilla, no toquéis mi altar.
Sepa el cielo que eres flor malvada,
divino y malvado alacrán.